Piénsalo de nuevo

Aquí no hay reglas. No hay temática ni ideología, sólo ideas.


Deja un comentario

El voto útil y la madre que lo parió

VotoUtilHay algunos juegos y deportes en los que siempre gana “el mejor”. El resto de los participantes no pueden hacer nada más que intentarlo. Es el caso por ejemplo de una carrera, una competición de surf, etc.

En otros casos todos los competidores influyen en los demás. Por ejemplo en el fútbol, monopoly, ajedrez, etc. En estos, para ganar, el primer objetivo es siempre, sin excusa, que no ganen lo demás. Obviamente. Pero por obvio no deja de ser importante porque permite poder decidir en cualquier momento de la partida que la estrategia pasa de ir a ganar a intentar que no gane el adversario. ¿Cierto? Es válido y, a veces, hasta funciona.

La situación en España es complicada se miren por donde se mire. No la voy a describir aquí, pero baste decir que hay diversos frentes abiertos (económico, social, político, cultural/educativo, sanitario, modelo de estado y territorial, justicia, etc) con más sombras que luces. Para que no me tachen de derrotista, he de decir que hay cosas (muchas) que funcionan bien, cierto.

Somos referente mundial o al menos muy bien reconocidos en muchos deportes, arquitectura, cocina, algunos sectores empresariales y otras cosas importantes. Pero no tenemos que arreglar lo que funciona bien, ¿no?

Este año nos enfrentamos una vez más a tener que decidir quien nos gobierna tanto localmente como en general. Aunque podría parecer que no, es una decisión importante porque en este país los políticos lo controlan absolutamente todo.

Y es que, si se fijan, las cosas que funcionan bien en España hoy son como las asignaturas fáciles de la escuela o la universidad. Las otras, “las hueso” funcionan todas regular en el mejor de los casos. No digo que no sea importante que tengamos buenos deportistas, cocineros o arquitectos, al contrario, pero el interés colectivo no se ve muy afectado por ello. Nos preocupa más la sanidad, la educación de nuestros hijos, el futuro de nuestras pensiones, encontrar trabajo, el precio de la gasolina, los impuestos y demás cosas del día a día.

Llegados hasta aquí tienes que decidir si crees que las cosas que funcionan mal van a cambiar haciendo lo de siempre. Si crees que si, probablemente nunca podría convencerte de que te equivocas. Pero lo voy a intentar.

Lo que hemos conseguido hasta ahora en estos últimos 20 años, para bien y para mal, ha sido gracias a nuestros políticos. Pero no olvidemos que a ellos los hemos puesto ahí nosotros.

Hay muchísima gente que no se plantea el sentido del voto. Simplemente vota “lo de siempre” sin darle más vueltas.

El resto de nosotros, los que tenemos que decidir cada vez, somos más difíciles de clasificar. Pero dentro de este grupo hay un conjunto especial. El conjunto de la gente que vota la opción menos mala. La gente que disfraza su pertenencia al primer grupo, su sesgo político (ojo que no lo critico en absoluto), aludiendo a una estrategia de “la alternativa es mucho peor”. Creo que es la estrategia de voto que más daño ha hecho al país en los últimos 20 años.

Esa gente, lo llama voto útil cuando realmente deberían llamarlo voto cobarde. Y es que de verdad que no es útil. 20 años de historia nos demuestran que “lo de siempre” venga por el voto útil, por el sesgo político o por la convicción, no nos ha llevado a buen puerto.

Realmente es un voto cobarde porque elige sufrir lo menos posible y no analiza si sufriendo más mañana tengo más opciones de ser más feliz pasado. Y digo yo: ¿alguien alguna vez ha conseguido mejorar en algo sin sufrir?

Tenemos ya poco margen para hacer las cosas que hay que hacer: una reforma seria de la constitución, un pacto de estado en sanidad, educación, pensiones, terrorismo. Una discusión abierta y sin complejos sobre el modelo territorial. Una reforma profunda de la ley electoral. Una separación real de los poderes públicos, etc.

¿De verdad hay alguien que crea que esto lo pueden hacer los políticos de siempre? Si no lo han hecho en los últimos 20 años, ¿por qué lo iban a hacer ahora? No lo han hecho porque no les interesa. Porque, nuevamente, quieren seguir teniéndolo todo bajo control.

Cuanto más tardemos en admitir esto, más difícil será el camino que tenemos que recorrer y más sufrirán nuestros hijos. Aun estamos a tiempo de arreglar la situación de manera no traumática (una o dos legislaturas de ingobernabilidad y muchos de los problemas empezarían a solucionarse).

Pero no se asusten, no somos los únicos. En Europa sin ir más lejos hay precedentes como Italia, Grecia o la propia Francia que nos llevan ventaja.

Por contra, una o dos legislaturas más de gobernabilidad en el sentido equivocado y tendremos un problema de dimensiones estratosféricas que ya no se podrá arreglar exclusivamente con cambios estructurales. Además de hacerlos (de eso nadie nos libra) habrá que amputar.

De modo que cuando vayas a votar, tendrás que elegir si optas por la estrategia de no perder, de no dejar que el adversario gane, de prolongar la situación en la esperanza de que algo cambie o bien de sufrir mañana para poder estar mejor en el futuro próximo. De perder hoy la partida para poder empezar otra rápidamente que tengas esperanzas de ganar el algún momento.


Deja un comentario

¿Qué hacemos el día 20?

Ya saben que de tanto en tanto me gusta escribir artículos de opinión que se alejan un poco de la temática del blog. Este es uno de ellos así que si ustedes están esperando leer algo sobre sistemas de trading, pueden dejar de leer en este momento porque esta vez no es el caso.

Probablemente estas que nos tocan en unos días serán las elecciones generales más trascendentes de los últimos 30 años.

La situación en el país y en Europa es catastrófica. Y lo peor no es eso, lo peor es que si no cambiamos las cosas de manera sustancial, dentro de 3 años va a ser muchísimo peor.

La buena noticia es que se puede conseguir mejorar haciendo las cosas bien. La (otra) mala es que, en mi opinión, nuestros dirigentes no tienen ni la menor idea de la situación local, europea y mundial actual. Piensan que la situación es un muy mala pero no se dan cuenta de que realmente estamos al borde del encefalograma plano.

Veamos unos pocos números de manera que una persona desinteresada por la macroeconomía pueda entender por que digo esto.

Vamos a manejar unos pocos números de fácil interpretación. A saber: los ingresos de la familia, la deuda que la familia tiene con el banco (para pagar hipoteca, coches, etc) y el ahorro que la familia llega a tener a final de año después de pagar todo (incluida la deuda).

Imaginemos que su familia tiene unos ingresos anuales de 30.000€ y una deuda total contraída de 25.000€. Tras pagar todos sus gastos usted puede ahorrar 2.000€ en el año. La situación no es del todo mala porque usted puede pagar holgadamente su vida y su deuda y todavía quedarse con algo de dinero para afrontar imprevistos. ¿Pero que pasaría si en lugar de ahorrar usted no llegara a pagar todos los gastos a final de año por valor de -2.000€? Pues muy simple, o usted gasta menos o ingresa más o pide más dinero prestado para cubrir esos 2.000€ que le faltan.

Esto, que parece de sentido común, resulta que nuestros dirigentes no lo saben o no lo quieren saber. Nadando entre la ignorancia (el menos malo de los males) y la hipocresía, unos se echan la culpa a otros de los problemas. Pero vemos la realidad de los números.

A continuación les presento estos mismos datos pero para el conjunto de los países europeos y también como referencia para UK. Puede que se me haya colado algún error (la tabla es de confección propia con datos de eurostat), pero creo que básicamente la situación es esta que les enseño.

 

    

Como verán solamente hay 3 países que a finales del 2010 estaban haciendo las cosas bien. Sorprendentemente son Estonia, Suecia y Noruega. Estos 3 países consiguieron ese año ahorrar dinero después de pagar todos sus gastos. Los demás no nos libramos ninguno.

En Noruega por ejemplo, cada persona “ingresa” algo más de 63.000€ al año y debe al banco algo menos de 29.000€. Después de pagar todos sus gastos del año la persona consigue ahorrar algo más de 6.700€. Bien por Noruega.

Por la cola anda Irlanda (¿les suena?) que tiene prácticamente la misma población, debe un poco más e ingresa la mitad. Obviamente a final de año no consiguen ahorrar y de hecho cada persona se descapitaliza por valor de casi 11.000€ cada año. Más les vale que tengan ahorros…

Obviamente todos sabemos que la solución. O se ingresa más o se gasta menos o las dos cosas. Pero lo que no vale es no hace nada. En mi opinión es difícil establecer quienes están mejor o peor posicionados de entre el resto de los países que tienen problemas. Esto es así porque nos faltan algunos datos importantes. Lo malo es que la información que nos falta es información sobre el futuro y ahí es donde entramos en terreno pantanoso.

No hacer nada no es opción porque en poco tiempo la situación de nuestra familia de ejemplo se va a volver inmanejable. ¿No? Si no hay dinero para pagar los gastos del año tengo que pedir más dinero prestado y por lo tanto tengo más gastos en lugar de menos. Si no ingreso más habrá un momento en que mis ahorros (si aun tengo) y mis ingresos ya no den para pagar los gastos del año y por lo tanto tenga que dejar de pagar algunos de ellos.

Bien, ¿qué hacemos pues? Fácil, hay que aumentar los ingresos y reducir los gastos hasta que consigamos equilibrar los números de la familia a final del año. En el caso de España eso nos da que tenemos que ahorrar unos 2.100€ por persona y año igual que Grecia J o Francia a finales de 2010.

Voy a dar por hecho que no todos nosotros estamos dispuestos a ahorrar 2.100€ al año, así que vamos a ponernos en un escenario un poco más realista. Supongamos que todo se queda como está por unos pocos años. No ingresamos más pero tampoco gastamos más. Es una hipótesis ficticia en su concepción porque es imposible que ocurra, pero no lejana a la realidad en su efecto neto.

Veamos que pasará dentro de 3 años si las cosas se quedan como están en términos netos. Vean que foto más curiosa sale:

 

Este es el verdadero motivo por el cual nuestros “astutos” dirigentes están preocupados. No por el hoy (que el lector habrá podido deducir por la tabla inicial que no es muchísimo peor en Italia que en algunos otros países) sino porque esta situación tiene una capacidad de retroalimentarse negativamente realmente espectacular.

¡Pero que hipócritas son! ¿Porqué estamos presionando a Italia? El verdadero problema aquí no es mayor en Italia que en Francia o Alemania o incluso en el Reino Unido. Italia está uno o dos años por delante en el problema que Francia o Alemania (al igual que lo estuvo Irlanda en su momento) pero el problema es el mismo y solo con tiempo no se arregla como se ve aquí claramente.

De paso diré que, como pueden observar, España tiene muchísimo más tiempo para arreglar el problema que otros países mucho más grandes. ¡¡Y encima se está empezando a hablar ahora de Austria!! ¿Pero esta gente es imbécil o que les pasa?

Bien, dicho todo esto volvamos al principio, en España compartimos un problema que es mundial (invito al lector a que se tome un relajante e incorpore a esta tabla los números de USA y Japón) y no estamos mucho peor que la mayoría de nuestros comparables. Ni lo estaremos en unos pocos años si no hacemos nada. Realmente no es un gran consuelo compararse con otros enfermos terminales, pero la realidad es que no estamos peor que la mayoría.

Pero claro, esto NO ES a lo que tenemos que aspirar. Tenemos que aspirar a estar como Noruega, Suecia, Luxemburgo, Dinamarca o tantos otros que lo han hecho mejor que nosotros. Y para ello me temo que no vale con poner tiritas. La situación, como acabo de demostrar, se va a ir agravando mucho en muy poco tiempo.

A ver si nos enteramos, señores políticos, en España hace falta resolver un problema de aproximadamente 100.000 millones de euros. Y hay que resolverlo, al menos parcialmente, en menos de 2 ó 3 años. Y eso, créanme, no se arregla poniendo impuestos a las grandes fortunas, quitando coches oficiales, persiguiendo la repatriación de capitales no gravados o cualquiera de las otras medidas positivas pero insignificantes que nos están vendiendo los de siempre. Hay que hacer cambios descomunales en el modelo que nos ha llevado hasta aquí. Cambios profundos que atentan contra la situación establecida en prácticamente todos los frentes (competencias del estado, sanidad, educación, fiscalidad nacional, poderes políticos, poder judicial, etc). ¿O de verdad creen ustedes que Noruega está como está porque tiene menos coches oficiales que nosotros?

¡Hay que romper la baraja!

Yo soy muy pesimista porque no veo opción de hacerlo en el corto plazo. No veo a ninguno de los dos partidos que pueden gobernar con capacidad ni voluntad (que es lo que más duele) de siquiera empezar a hablar de estas cosas. Y pienso esto porque los grandes partidos serían los primeros que se verían seriamente perjudicados con todos estos cambios. ¿Se imaginan un Tribunal Constitucional realmente independiente con capacidad para juzgar de manera imparcial a todos? Se me hace la boca agua de solo pensarlo…

Así que reconozco que no tengo claro que voy a hacer el 20-N.Tengo 10 días para pensar en ello y espero que alguien me ilumine.

Les invito a que ustedes hagan lo mismo.

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace