Piénsalo de nuevo

Aquí no hay reglas. No hay temática ni ideología, sólo ideas.


4 comentarios

El sabor agridulce de la competición

DSC_2207Tengo 45 años y nunca he competido. Para mi la competición contra otros no tiene interés. El espíritu de superación sin embargo, si. De modo que lo que entiendo, me gusta y me motiva es la competición contra mi mismo. Ahí no hay que poner reglas porque nadie puede mentirse a si mismo.

Peeero… (siempre hay un pero) este mes he cambiado la estrategia. Me he apuntado no a una sino a dos competiciones.

Y ¿a qué se debió esta aparente incongruencia entre los sentimientos, las ideas y los hechos? Pues realmente a nada. No hay incongruencia ninguna.

Parte de la autosuperación consiste en hacer cosas que uno no quiere hacer pero que sin embargo le reportarán algún tipo de beneficio. En mi caso me he demostrado a mi mismo que puedo hacerlo. Que puedo competir y asumir la mediocridad.

He competido en 4 pruebas (una carrera popular y una competición de Crossfit dividida en 3 partes) y, obviamente, no he ganando ninguna. De hecho no he quedado ni cerca del podio en ningún caso.

Sin embargo estoy muy agradecido y orgulloso de haberlo hecho.

Orgulloso

Orgulloso de haber aceptado los retos esta vez y superado mis prejuicios y mis miedos. De ser capaz de quedar entre los del medio y no sentirme mal. De hacer algo que sabía que se me iba a dar mal, que se me de mal (esos double unders y esa cuesta arriba final en el retiro) y sin embargo no rendirme. De haberme demostrado a mi mismo nuevamente que mi rendimiento es “del montón” y seguir entrenando como si nada.

De no vanagloriarme de que hay mucha (muchísima) gente cuyo rendimiento es más “del montón” que el mío.

Agradecido

Agradecido a mis amigos porque ellos me empujaron a hacerlo y no son capaces de imaginar el favor que me han hecho. Porque vieron lo que yo intuía pero nunca me creí (que podía hacerlo). Porque estuvieron allí para verlo y me animaron antes (Cariiii, Juliuuuus….), durante (Manuuuu…que listo eres, c*brón) y después (Hermano…).

Porque todos saben que, objetivamente, no ha sido un reto muy grande pero ninguno me lo ha dicho.

 

He aprendido mucho en este mes. Aprendí donde están mis limitaciones (más psicológicas que físicas en muchos casos), el valor de un buen consejo (me encanta equivocarme y reconocer que el consejo era bueno a posteriori) y que, una vez más, soy capaz de hacer cosas que no me gusta, solo por la satisfacción de haber expandido un poquito mi zona de confort.

 

¿Y tu qué? ¿Eres capaz de probar a hacer todas esas cosas que no quieres hacer?


2 comentarios

Reto: 30 días colgando

Desde pequeños nacemos con esta habilidad que vamos perdiendo con los años.

Desde pequeños nacemos con esta habilidad que vamos perdiendo con los años.

Estar colgado de algo es una habilidad innata del ser humano. No tienen más que ver la potencia del reflejo prensil al nacer:

El REFLEJO PRENSIL se produce al poner un dedo en la palma de la mano abierta del niño, lo cual hará que la mano se cierre alrededor del dedo y al intentar retirarlo, el niño aumenta la fuerza del agarre. Los recién nacidos tienen mucha fuerza de prensión y casi que pueden ser levantados de la mesa de exámenes al estar agarrados con ambas manos.

Sin embargo, la fuerza de agarre (vital entre otras muchísimas cosas importantes para estar colgado de algo) se pierde rápidamente por la falta de uso. Con ella la movilidad y fortaleza de antebrazos, los hombros y los músculos superiores de la espalda.

No voy a enumerar ahora los motivos por los cuales es importante tener hombros fuertes y flexibles. Sigue leyendo por favor…

Para fortalecer los hombros y mejorar su movilidad es que hago este reto que presento hoy. La actividad de estar colgado es una excelente manera de conseguirlo.

Si crees que no tiene importancia quizá te baste saber que muchos médicos “inteligentes” recomiendan terapias de estar colgado para resolver la mayoría de los problemas/dolores que se tienen en los hombros. Ejemplo de ellos es el cirujano ortopédico Dr. George Kirsh que incluso ha escrito un libro al respecto y asegura que la mayoría de las lesiones se pueden resolver con esta técnica y sin cirugía.

De tal manera que creo que es un reto que vale la pena incluso con fines terapéuticos.

El reto

No lo he diseñado yo, está publicado y promovido por el gran Ido Portal en su blog. Si no saben quien es, dejen ahora mismo de leer e investiguen. Allí pueden consultar (obviamente en inglés) todos los detalles. El resumen en español es el siguiente:

Durante 30 días, dedicar 7 minutos al día a estar colgado de algo. Naturalmente no son 7 minutos seguidos sino en total a lo largo del día.

Se utilizarán 3 tipos de “cuelgues”

  • Pasivo: totalmente relajado
  • Activo: activando algún grupo muscular pero sin movimiento
  • Dinámico: con movimiento

Dentro de cada tipo hay múltiples ejercicios propuestos dependiendo del nivel que cada cual tenga. Semanalmente el blog va proponiendo ejercicios cada vez más complejos para quien quiera ir progresando.

Los iniciales son estos:

  1. Pasivo: Cuelgue pasivo básico. Consiste sencillamente en estar colgado de una barra o semejante durante el tiempo que se pueda.
  2. Activo: Cuelgue activo básico / tirón escapular. Consiste en bajar los hombros desde la posición de cuelgue pasivo básico sin doblar los brazos. Solo usando las escápulas.
  3. Dinámico: Swing lateral. Tirar de la cadera y de la pierna de un lado a otro liberando el peso de la mano de ese mismo lado.

En todos los movimientos los codos están rectos (no se doblan) y los hombros sueltos, sin tensión, libres para articular. En todos los videos tenéis también errores frecuentes.

Las recomendaciones serían las siguientes:

image

A medida que avanzan las semanas van proponiendo ejercicios de cada categoría (activo, pasivo y dinámico) de mayor nivel de complejidad, así que suscribíos al blog si queréis estar actualizados.

Algunas recomendaciones adiconales:

  • Usar los pulgares si se puede.
  • Variar los tipos de agarre (prono, neutro o supino) a lo largo de los diferentes momentos de los 7 minutos de cada día.
  • No descansar en los 30 días.
  • Variar el tipo de soporte si es posible: barras, anillas, salientes…

Personalmente voy a hacer el de hombros sanos y fuertes pero poco flexibles, a ver como se me da.

Suerte en el intento!