Piénsalo de nuevo

Aquí no hay reglas. No hay temática ni ideología, sólo ideas.


Deja un comentario

El voto útil y la madre que lo parió

VotoUtilHay algunos juegos y deportes en los que siempre gana “el mejor”. El resto de los participantes no pueden hacer nada más que intentarlo. Es el caso por ejemplo de una carrera, una competición de surf, etc.

En otros casos todos los competidores influyen en los demás. Por ejemplo en el fútbol, monopoly, ajedrez, etc. En estos, para ganar, el primer objetivo es siempre, sin excusa, que no ganen lo demás. Obviamente. Pero por obvio no deja de ser importante porque permite poder decidir en cualquier momento de la partida que la estrategia pasa de ir a ganar a intentar que no gane el adversario. ¿Cierto? Es válido y, a veces, hasta funciona.

La situación en España es complicada se miren por donde se mire. No la voy a describir aquí, pero baste decir que hay diversos frentes abiertos (económico, social, político, cultural/educativo, sanitario, modelo de estado y territorial, justicia, etc) con más sombras que luces. Para que no me tachen de derrotista, he de decir que hay cosas (muchas) que funcionan bien, cierto.

Somos referente mundial o al menos muy bien reconocidos en muchos deportes, arquitectura, cocina, algunos sectores empresariales y otras cosas importantes. Pero no tenemos que arreglar lo que funciona bien, ¿no?

Este año nos enfrentamos una vez más a tener que decidir quien nos gobierna tanto localmente como en general. Aunque podría parecer que no, es una decisión importante porque en este país los políticos lo controlan absolutamente todo.

Y es que, si se fijan, las cosas que funcionan bien en España hoy son como las asignaturas fáciles de la escuela o la universidad. Las otras, “las hueso” funcionan todas regular en el mejor de los casos. No digo que no sea importante que tengamos buenos deportistas, cocineros o arquitectos, al contrario, pero el interés colectivo no se ve muy afectado por ello. Nos preocupa más la sanidad, la educación de nuestros hijos, el futuro de nuestras pensiones, encontrar trabajo, el precio de la gasolina, los impuestos y demás cosas del día a día.

Llegados hasta aquí tienes que decidir si crees que las cosas que funcionan mal van a cambiar haciendo lo de siempre. Si crees que si, probablemente nunca podría convencerte de que te equivocas. Pero lo voy a intentar.

Lo que hemos conseguido hasta ahora en estos últimos 20 años, para bien y para mal, ha sido gracias a nuestros políticos. Pero no olvidemos que a ellos los hemos puesto ahí nosotros.

Hay muchísima gente que no se plantea el sentido del voto. Simplemente vota “lo de siempre” sin darle más vueltas.

El resto de nosotros, los que tenemos que decidir cada vez, somos más difíciles de clasificar. Pero dentro de este grupo hay un conjunto especial. El conjunto de la gente que vota la opción menos mala. La gente que disfraza su pertenencia al primer grupo, su sesgo político (ojo que no lo critico en absoluto), aludiendo a una estrategia de “la alternativa es mucho peor”. Creo que es la estrategia de voto que más daño ha hecho al país en los últimos 20 años.

Esa gente, lo llama voto útil cuando realmente deberían llamarlo voto cobarde. Y es que de verdad que no es útil. 20 años de historia nos demuestran que “lo de siempre” venga por el voto útil, por el sesgo político o por la convicción, no nos ha llevado a buen puerto.

Realmente es un voto cobarde porque elige sufrir lo menos posible y no analiza si sufriendo más mañana tengo más opciones de ser más feliz pasado. Y digo yo: ¿alguien alguna vez ha conseguido mejorar en algo sin sufrir?

Tenemos ya poco margen para hacer las cosas que hay que hacer: una reforma seria de la constitución, un pacto de estado en sanidad, educación, pensiones, terrorismo. Una discusión abierta y sin complejos sobre el modelo territorial. Una reforma profunda de la ley electoral. Una separación real de los poderes públicos, etc.

¿De verdad hay alguien que crea que esto lo pueden hacer los políticos de siempre? Si no lo han hecho en los últimos 20 años, ¿por qué lo iban a hacer ahora? No lo han hecho porque no les interesa. Porque, nuevamente, quieren seguir teniéndolo todo bajo control.

Cuanto más tardemos en admitir esto, más difícil será el camino que tenemos que recorrer y más sufrirán nuestros hijos. Aun estamos a tiempo de arreglar la situación de manera no traumática (una o dos legislaturas de ingobernabilidad y muchos de los problemas empezarían a solucionarse).

Pero no se asusten, no somos los únicos. En Europa sin ir más lejos hay precedentes como Italia, Grecia o la propia Francia que nos llevan ventaja.

Por contra, una o dos legislaturas más de gobernabilidad en el sentido equivocado y tendremos un problema de dimensiones estratosféricas que ya no se podrá arreglar exclusivamente con cambios estructurales. Además de hacerlos (de eso nadie nos libra) habrá que amputar.

De modo que cuando vayas a votar, tendrás que elegir si optas por la estrategia de no perder, de no dejar que el adversario gane, de prolongar la situación en la esperanza de que algo cambie o bien de sufrir mañana para poder estar mejor en el futuro próximo. De perder hoy la partida para poder empezar otra rápidamente que tengas esperanzas de ganar el algún momento.


4 comentarios

El sabor agridulce de la competición

DSC_2207Tengo 45 años y nunca he competido. Para mi la competición contra otros no tiene interés. El espíritu de superación sin embargo, si. De modo que lo que entiendo, me gusta y me motiva es la competición contra mi mismo. Ahí no hay que poner reglas porque nadie puede mentirse a si mismo.

Peeero… (siempre hay un pero) este mes he cambiado la estrategia. Me he apuntado no a una sino a dos competiciones.

Y ¿a qué se debió esta aparente incongruencia entre los sentimientos, las ideas y los hechos? Pues realmente a nada. No hay incongruencia ninguna.

Parte de la autosuperación consiste en hacer cosas que uno no quiere hacer pero que sin embargo le reportarán algún tipo de beneficio. En mi caso me he demostrado a mi mismo que puedo hacerlo. Que puedo competir y asumir la mediocridad.

He competido en 4 pruebas (una carrera popular y una competición de Crossfit dividida en 3 partes) y, obviamente, no he ganando ninguna. De hecho no he quedado ni cerca del podio en ningún caso.

Sin embargo estoy muy agradecido y orgulloso de haberlo hecho.

Orgulloso

Orgulloso de haber aceptado los retos esta vez y superado mis prejuicios y mis miedos. De ser capaz de quedar entre los del medio y no sentirme mal. De hacer algo que sabía que se me iba a dar mal, que se me de mal (esos double unders y esa cuesta arriba final en el retiro) y sin embargo no rendirme. De haberme demostrado a mi mismo nuevamente que mi rendimiento es “del montón” y seguir entrenando como si nada.

De no vanagloriarme de que hay mucha (muchísima) gente cuyo rendimiento es más “del montón” que el mío.

Agradecido

Agradecido a mis amigos porque ellos me empujaron a hacerlo y no son capaces de imaginar el favor que me han hecho. Porque vieron lo que yo intuía pero nunca me creí (que podía hacerlo). Porque estuvieron allí para verlo y me animaron antes (Cariiii, Juliuuuus….), durante (Manuuuu…que listo eres, c*brón) y después (Hermano…).

Porque todos saben que, objetivamente, no ha sido un reto muy grande pero ninguno me lo ha dicho.

 

He aprendido mucho en este mes. Aprendí donde están mis limitaciones (más psicológicas que físicas en muchos casos), el valor de un buen consejo (me encanta equivocarme y reconocer que el consejo era bueno a posteriori) y que, una vez más, soy capaz de hacer cosas que no me gusta, solo por la satisfacción de haber expandido un poquito mi zona de confort.

 

¿Y tu qué? ¿Eres capaz de probar a hacer todas esas cosas que no quieres hacer?


Deja un comentario

Se acabó el verano

Aunque parezca un lugar remoto, esto está aquí cerquita de Madrid. En Cantabria. Un pueblo llamado Pechón. Se trata de la playa de Amió. Este año no hemos podido ir en verano, pero queda todo el invierno, este recuerdo del pasado y las ganas de ir el próximo. 🙂

Pechón - Cantabria

Pechón – Cantabria


2 comentarios

Reto: 30 días colgando

Desde pequeños nacemos con esta habilidad que vamos perdiendo con los años.

Desde pequeños nacemos con esta habilidad que vamos perdiendo con los años.

Estar colgado de algo es una habilidad innata del ser humano. No tienen más que ver la potencia del reflejo prensil al nacer:

El REFLEJO PRENSIL se produce al poner un dedo en la palma de la mano abierta del niño, lo cual hará que la mano se cierre alrededor del dedo y al intentar retirarlo, el niño aumenta la fuerza del agarre. Los recién nacidos tienen mucha fuerza de prensión y casi que pueden ser levantados de la mesa de exámenes al estar agarrados con ambas manos.

Sin embargo, la fuerza de agarre (vital entre otras muchísimas cosas importantes para estar colgado de algo) se pierde rápidamente por la falta de uso. Con ella la movilidad y fortaleza de antebrazos, los hombros y los músculos superiores de la espalda.

No voy a enumerar ahora los motivos por los cuales es importante tener hombros fuertes y flexibles. Sigue leyendo por favor…

Para fortalecer los hombros y mejorar su movilidad es que hago este reto que presento hoy. La actividad de estar colgado es una excelente manera de conseguirlo.

Si crees que no tiene importancia quizá te baste saber que muchos médicos “inteligentes” recomiendan terapias de estar colgado para resolver la mayoría de los problemas/dolores que se tienen en los hombros. Ejemplo de ellos es el cirujano ortopédico Dr. George Kirsh que incluso ha escrito un libro al respecto y asegura que la mayoría de las lesiones se pueden resolver con esta técnica y sin cirugía.

De tal manera que creo que es un reto que vale la pena incluso con fines terapéuticos.

El reto

No lo he diseñado yo, está publicado y promovido por el gran Ido Portal en su blog. Si no saben quien es, dejen ahora mismo de leer e investiguen. Allí pueden consultar (obviamente en inglés) todos los detalles. El resumen en español es el siguiente:

Durante 30 días, dedicar 7 minutos al día a estar colgado de algo. Naturalmente no son 7 minutos seguidos sino en total a lo largo del día.

Se utilizarán 3 tipos de “cuelgues”

  • Pasivo: totalmente relajado
  • Activo: activando algún grupo muscular pero sin movimiento
  • Dinámico: con movimiento

Dentro de cada tipo hay múltiples ejercicios propuestos dependiendo del nivel que cada cual tenga. Semanalmente el blog va proponiendo ejercicios cada vez más complejos para quien quiera ir progresando.

Los iniciales son estos:

  1. Pasivo: Cuelgue pasivo básico. Consiste sencillamente en estar colgado de una barra o semejante durante el tiempo que se pueda.
  2. Activo: Cuelgue activo básico / tirón escapular. Consiste en bajar los hombros desde la posición de cuelgue pasivo básico sin doblar los brazos. Solo usando las escápulas.
  3. Dinámico: Swing lateral. Tirar de la cadera y de la pierna de un lado a otro liberando el peso de la mano de ese mismo lado.

En todos los movimientos los codos están rectos (no se doblan) y los hombros sueltos, sin tensión, libres para articular. En todos los videos tenéis también errores frecuentes.

Las recomendaciones serían las siguientes:

image

A medida que avanzan las semanas van proponiendo ejercicios de cada categoría (activo, pasivo y dinámico) de mayor nivel de complejidad, así que suscribíos al blog si queréis estar actualizados.

Algunas recomendaciones adiconales:

  • Usar los pulgares si se puede.
  • Variar los tipos de agarre (prono, neutro o supino) a lo largo de los diferentes momentos de los 7 minutos de cada día.
  • No descansar en los 30 días.
  • Variar el tipo de soporte si es posible: barras, anillas, salientes…

Personalmente voy a hacer el de hombros sanos y fuertes pero poco flexibles, a ver como se me da.

Suerte en el intento!


Deja un comentario

Esto también es Crossfit ó ¿Yo puedo practicar Crossfit?

Desde mi experiencia puedo decir que la sensación más habitual que tiene un “no iniciado” en el Crossfit es miedo. Antes de empezar, como explicaba en mi artículo anterior, la gente que nunca ha practicado esta disciplina tiene todo tipo de temores relacionados con la intensidad del ejercicio. Que si me voy romper la espalda, que si me va a explotar el corazón, que si se me van a partir las rodillas y otras cosas del estilo.

He de reconocer que yo también tenía miedo al principio.

No voy a aburriros con estadísticas sobre lesiones en este y otros deportes. Aquí las lesiones existen, negarlo sería una necedad. Pero, en mi opinión, no provienen de la disciplina en si sino de la intensidad y el compromiso con la que se practica. Cualquier otra disciplina practicada con semejante intensidad tendría similar ratio de lesiones pienso yo.

Pienso que el atleta que nunca se ha lesionado haciendo ejercicio es porque no lo ha practicado con mucha intensidad durante suficiente tiempo. Para darte cuenta de que estás sobreentrenando necesitas sentirte incómodo en algún momento. Es la manera que el cuerpo tiene de indicarte que estás llegando a tu límite. Entre estar incómodo y lesionarte solo hay un paso y darlo o no depende del conocimiento que tengas de tu cuerpo y sus señales.

Admitido todo esto voy al punto. ¿Es el Crossfit para mi?

Los de la comunidad estamos todos cansados de ver super atletas practicando Crossfit en una forma envidiable. Cuando hablas con la gente te das cuenta que se junta el miedo antedicho con estas imágenes como reflejo de una utopía inalcanzable que parecería indicar que esa gente ha nacido así y por eso puede hacer Crossfit. La realidad es más bien la contraria. Estarás sano, seguro y en forma si te lo tomas en serio y progresas despacio.

Vean sino este video que adjunto. Seleccionado con toda la intención, es de estos días atrás que ha habido un campeonato mundial de esta disciplina. Son 9 minutos (realmente 7 si quitamos las florituras del final de ESPN). La categoría de las participantes es de Chicas de más de 60 años. De hecho hay entre ellas una bisabuela de 69.

El balón medicinal que levantan es de unos 14kg. Tienen que hacer 21 repeticiones de pasar el balón por encima del hombro y luego 21 burpees. Luego 15 de ambas cosas y luego otras 9 de ambas cosas. Bastante intenso diría yo. Esto es Crossfit también.

 

Crossfit Games 2014–Chicas +60 años

 

Como verán todas las participantes terminan la prueba y todas sobreviven. Nadie muere ni se lesiona. Sonrisa

El Crossfit tiene varios puntos de mejora, pero desde luego uno de ellos no es que no sea adaptable. En el box donde entreno hay muchos, muchísimos atletas de muchos (muchísimos) menos años que yo. Y también los hay de algunos años más. Pero lo que más me he encontrado en el poco tiempo que llevo haciendo esto son excusas. No dentro sino fuera del Box. De gente que se auto-justifica que esto no es para ellos por uno u otro motivo.

Si yo lo puedo hacer, cualquiera lo puede hacer. Pienso que el Crossfit SI es para todos. Al menos para todos los que no tengan prejuicios y puedan liberarse de sus miedos, más allá de la forma física con la que vengan o de la edad que tengan.


Deja un comentario

No hemos aprendido nada durante la crisis

Los que me conocen saben que hace tiempo que opino que durante este periodo prolongado de “recesión” que estamos viviendo, no hemos aprendido nada.

Los motivos son diversos y no los voy a detallar aquí, baste decir, a modo de ejemplo, que volvemos a ver las prácticas habituales en su día y que nos ayudaron a llegar donde estamos ahora (pedir dinero, construir casas, comprarse una tele, etc). Parece que nos nos hemos percatado que el dinero prestado algún día hay que devolverlo y que los trabajos fijos ya, sencillamente, no existen. En fin…

El caso es que ayer escuché en Capital Radio un corte que me he permitido rescatar gracias a @78laurablanco quien amablemente me ayudó.

Se trata de un fragmento de una película de Frank Capra de nada menos que 1932! La peli se llama American Madness (La Locura del Dólar) en Español y, obviamente, habrá que verla.

Escuchen, son solo 97 segundos:

 

Corte de 97 seg de La Locura del Dólar. Desde 1932 y sigue plenamente vigente.

 

Como habrán podido observar, parece que fue ayer cuando se escribió. ¡Alucinante!

Me pregunto si tan poco hemos avanzado en estos más de 80 años que han pasado.

 

Difruten….